LOGOARVO1

B L O G

La salud es importante para el éxito profesional

Cómo cuidamos de nuestro cuerpo repercute en nuestro desempeño laboral. Saltarte tu rutina semanal porque “no tienes tiempo” sólo hará que adoptes hábitos negativos que, a su vez, impactarán en tu estado de ánimo y productividad. Asimismo, ordenar comida rápida en lugar de cocinar con tal de ir al supermercado te perjudicará mucho más de lo que crees.

Aquí, tres razonamientos que te convencerán de prestar mayor atención a la forma en que comes, duermes y te ejercitas.

La comida sana nutre tu cuerpo y alimenta una mente fuerte

¿Sabías que algunos alimentos te vuelven más inteligente? Las comidas más favorecedoras para el cerebro de los emprendedores son la remolacha, el pescado, las moras, las proteínas y las nueces. Inclúyelas en tu dieta diaria para mejorar tu concentración, enfoque, memoria y agudeza. Además, para tener un sueño profundo, consume miel pura, tisanas relajantes y alimentos fáciles de digerir.

Los horarios también son importantes. No permitas que tu hambre dicte cuándo debes comer. Los estudios sugieren que el mejor tiempo para desayunar es entre las 7 y 7:30 am, comer entre las 12:30 y la 1 p.m., y cenar entre 6 y 6:30 pm. Aunque apegarse a un horario estricto es poco realista debido a la cantidad de trabajo y de juntas, seguir una guía para comer te proporcionará una estructura sólida para tu dieta y te dotará de energía suficiente para conquistar tu día.

Trabajar sin dormir genera resultados pobres

Hoy día, uno de los hábitos profesionales menos saludables es presumir lo poco que se durmió la noche anterior. Aunque es admirable que una persona esté dispuesta a sacrificarlo todo por conseguir sus objetivos, aun si esto implica aventarse un maratón laboral de 48 horas, esto es más contraproducente que efectivo.

Para emprendedores super exitosos como Arianna Huffington y Marc Andreessen, descansar lo necesario es una prioridad. Los trabajadores que se desvelan con frecuencia se agotan, y esto se ve reflejado en su productividad.

De acuerdo con la división de del sueño de la escuela médica de Harvard, las consecuencias de no dormir suficiente son desastrosas para tu salud y tu desempeño laboral. “En el corto plazo, la falta de sueño puede afectar tu juicio, estado de ánimo, habilidad para retener información y aprender, y puede aumentar el riesgo de sufrir accidentes graves. En el largo plazo, la falta de sueño crónica puede derivar en un gran número de problemas de salud, como obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares e incluso la muerte”.

A menudo, los trabajadores desvelados se sorprenden a sí mismos mirando fijamente a una pantalla en blanco, luchando por completar tareas, actuando de manera agresiva, sintiéndose irritable u olvidando completar asignaciones importantes. Los riesgos de dormir menos para “ganar” una o dos horas de trabajo superan por mucho a los beneficios, que, ciertamente, son pocos.

El ejercicio refresca la mente

En una entrevista breve, el magnate de los negocios Richard Branson sugirió: “el ejercicio mantiene el buen funcionamiento del cerebro. Definitivamente, puedo lograr el doble en un día si me mantengo en forma”.

Las rutinas físicas diarias son un ingrediente necesario para el éxito a largo plazo. De hecho, el presidente Barack Obama, Bill Gates y Mark Cuban son conscientes de esto, y hacen un gran esfuerzo por ejercitarse.

Para los emprendedores ocupados, existe un sinfín de maneras de transitar lentamente hacia una rutina de ejercicio. En primer lugar, recuerda que los cambios pequeños pueden hacer diferencias enormes. Comienza por tomar las escaleras en lugar de subir por el ascensor. Levántate cada cierto tiempo de tu escritorio para caminar y estirarte. Camina al trabajo. Pronto te percatarás de que estos cambios menores tendrán un gran impacto en tu estado de ánimo, tu seguridad y nivel de energía.

Nota publicada originalmente en: Entrepreneur.com

 

Cómo conseguir inversionistas

Muchos emprendedores se ponen ansiosos cuando se trata de levantar capital por primera vez. No es un proceso para los débiles de corazón porque la mayoría de los inversionistas más experimentados tienden a ser listos, escépticos y diligentes al momento de revisar las oportunidades que se les presentan. A pesar de la gran diversidad de startups que puedas ver, la verdad es que hay una lista muy específica de lo que un inversionista busca antes de inyectar tiempo y dinero a un negocio.

1. Una oportunidad de mercado dinámica

Es en lo primero que se fijan la mayoría de los inversionistas. ¿Qué tan grande es el mercado que tu compañía espera atacar?

“Grande” se define no solo en términos del presente, sino del futuro también. Si se trata de un mercado con soluciones existentes, entonces debes estar preparado para pasar tiempo explicándoles cómo tu oferta es diferente a la de los demás. Si tu oferta es nueva, en un mercado emergente, el enfoque estará en que tan grande puedes esperar que crezca tu mercado y qué está potencializando su crecimiento. Los inversionistas saben que las corrientes son buenas para navegar y muchos de ellos apostarán por sectores nuevos y promisorios.

2. La capacidad de ejecución de tu equipo

Un inversionista potencial pondrá especial atención en el porqué tu equipo puede ser el mejor para convertirse en el líder del mercado.

¿Qué tipo de dominio del conocimiento lo convierte en una autoridad en la industria? ¿Tu equipo tiene habilidades complementarias relacionadas a las ventas y al marketing, al desarrollo del producto y a las operaciones? ¿Tienen una buena química y se llevan bien?

Estos son algunos de los criterios que tienen los inversionistas, así que es importante que destaques todas las cualidades que tu negocio tenga en esta rama.

3. Tracción comercial

Una importante manera de bajarle el riesgo a una oportunidad de negocios es mostrarle a los inversionistas que no solo eres verbo, sino que ya has comenzado a tomar acciones para construir tu negocio. Demostrar que el mercado ya está empezando a conocer tu producto y te ha dado feedback hará que tu startup se destaque de las demás, de aquellas que siguen en la etapa de la idea.

Puede ser muy poderoso tener datos y análisis que soporten tus aseveraciones o que incluso te ayuden a ajustar esas ideas. Eso demuestra que realmente estás comprometido con tu negocio y que tu equipo está tomando la iniciativa para lograr que las cosas sucedan.

4. Relevancia del inversionista

No subestimes la importancia de tener al inversionista adecuado.

Hay muchos aspectos que pueden influir: la etapa de tu compañía, la industria en la que tu startup se desenvuelve y la experiencia del socio capitalista en ese mercado.

Imagina que es un rompecabezas. Si hay múltiples conexiones entre la estrategia de un inversionista y tu startup, es posible que el socio se interese más y se comprometa. Hacer una investigación previa te pagará dividendos y asegurará que no pierdas el tiempo con un inversionista que al final no le va a tu negocio de manera natural.

5. El “Factor X”

Siempre hay un momento específico cuando se da el “clic” entre un emprendedor y un inversionista y éste decide participar en la startup. A veces es fácil de identificar – una afinidad basada en experiencias similares como educación y trabajos previos – o gracias a un conocido en común en el que ambas partes confían.

En otros casos pueden ser factores más complicados de identificar como el carisma del emprendedor o simplemente la primera impresión que el inversionista se lleva. De cualquier forma, aquí es donde te ayuda ser auténtico para encontrar algún punto de concordancia con el inversionista.

Levantar capital puede parecer aterrador, pero puedes colocarte en una muy buena posición con los inversionistas si manejas bien las áreas antes mencionadas. Recuerda que, incluso si no obtienes el dinero a la primera oportunidad, ya has preparado el camino para la segunda.

 

Cuida tu imagen corporativa

En el mundo 2.0, la imagen corporativa es fundamental para generar en tu público objetivo una percepción positiva de la identidad de tu empresa, tus valores, y tus productos o servicios.

 Para diseñarla y mejorarla puedes valerte de campañas comunicacionales, plataformas web, acciones de marketing directo, participación en ferias o congresos o desarrollando un plan en redes sociales,

La imagen corporativa debe ser atractiva para tu público, despertar su interés, abriendo un hueco en su mente y generando un vínculo emocional que propicie un engagement o compromiso a largo plazo.

Es fundamental que sepas elegir los formatos y canales sobre los que construirás tu imagen corporativa, dependiendo de las características de tu público.

Por ejemplo, si son millenials tener un canal de YouTube y cuenta en Snapchat o Facebook es fundamental, mientras que si son de la tercera edad tal vez sea más recomendable una publicación especializada en papel.

Aplica las siguientes directrices para construir tu imagen corporativa:

1. Conócete a fondo. A priori puede parecer una pregunta absurda, pero no lo es. ¿Qué quieres transmitir a tu público? ¿Sofisticación, entusiasmo, frescura, lujo, pragmatismo?

Debes tener claros los valores y principios de marca para construir tu identidad visual y comenzar a generar percepciones positivas. Cada eslogan, cada fotografía, cada tweet o cada aparición pública cuentan.

2. Los colores pueden ser tus grandes aliados. Tu imagen debe tener en cuenta los diversos elementos corporativos de carácter visual, desde el logotipo a la tipografía y, especialmente, poner acento en los colores corporativos.

Debes estudiar las connotaciones simbólicas ligadas a cada uno de ellos, por ejemplo, el blanco está asociado a la pureza y a la serenidad, el rojo al peligro y a la euforia y el verde, a la esperanza y a la salud medioambiental, y una vez estén escogidos, aplicarlos a toda tu estrategia, tanto online como offline.

3. Busca ejemplos exitosos de imagen corporativa. Es importante que busques inspiración y repares en la fórmula del éxito de las marcas más prestigiosas, analizando cómo realizan la gestión de su imagen corporativa.

¿Qué tienen de especial las tácticas llevadas a cabo por gigantes del mercado como Apple, Coca Cola, Redbull o Nike?

4. Combina de forma integral todas tus acciones. Tu empresa estará simultáneamente en multitud de lugares, y tus consumidores pueden conocerte en tus canales sociales, en un banner publicitario, a través de la landing page de tu tienda o un evento físico.

Por lo tanto, tu estrategia, para funcionar, debe ser coordinada y uniforme, con una presencia significativa de tus elementos gráficos diferenciales como tu logo y tus colores, fácilmente identificables por tu segmento de clientes.

5. Ten presencia en eventos fundamentales de tu sector como ferias y congresos, optando para ello por un buen diseño de stands, una acción comunicativa potente y una puesta a punto de la mano de profesionales, interacciones fluidas y atractivas con tu target y una iluminación y materiales adecuados para la estética de tu empresa.

No olvides que para mejorar tu reputación debes estar al tanto de todos los eventos que se organicen a nivel local o nacional.

Publicado originalmente en: Entrepreneur.

Ventajas de tener un asesor de negocios

¿Alguna vez has pensado en por qué existen los asesores o conejeros empresariales? ¿Cuáles son su funciones y por qué son necesarios? ¿Has contemplado la idea de tener uno?

Entre muchos otros beneficios, puede darte una opinión objetiva sobre tus ideas, minimizar tus errores y liberar tu carga emocional. Un asesor o consultor suele brindar un servicio integral que abarca todas las áreas de una empresa; aunque cada vez son más los asesores o consultores que se especializan en un área en particular, por ejemplo, en creación de empresas, marketing, ventas, finanzas, logística, tecnología, etc.

En términos resumidos, un asesor o consultor de empresas nos sugiere qué hacer y nos dice cómo hacerlo; aunque en el caso del consultor, además de sugerirnos qué hacer y decirnos cómo hacerlo, también suele ayudarnos directamente a hacerlo; pero en ninguno de los casos, éstos dirigen o toman decisiones por nosotros.

Algunos de los casos en los cuales podría ser necesario recurrir a los servicios de un asesor o consultor de empresas son:

  • Cuando queremos iniciar un nuevo negocio y necesitamos a alguien que nos guíe en el proceso.
  • Cuando queremos incursionar en nuevos mercados y queremos que alguien nos oriente en ello.
  • Cuando queremos mejorar la eficiencia de nuestros procesos y necesitamos a alguien que nos diga cómo hacerlo.
  • Cuando nuestras ventas han disminuido repentinamente y queremos que alguien nos diga la causa y la solución de ello.

Se suele pensar que los servicios de un asesor o consultor de empresas tienen un costo elevado, sin embargo, hoy en día se ofrecen servicios de asesoría o consultoría de calidad que se ajustan al presupuesto de cualquier empresa.

Algo que debemos tomar en cuenta al momento de decidirnos por contratar uno es que el beneficio que podamos obtener de un buen asesor o consultor, por lo común superará con creces el valor que hayamos invertido en sus servicios.

captura-de-pantalla-2016-09-15-16-23-54
Fuente: Entrepreneur.

 

Pensamientos tóxicos que pueden arruinar tu carrera

Equivocarse no tiene nada de malo. Lo realmente importante es lo que te dices después de cometer un error. Esta conversación contigo mismo puede magnificar la negatividad o bien transformar ese mal paso en algo productivo.

Las charlas negativas con uno mismo son poco realistas, innecesarias y contraproducentes. Te envían por una espiral emocional descendente de la que es difícil salir.

Todo diálogo interno es generado por creencias importantes que tienes sobre ti mismo. Desempeña un papel sutil pero poderoso en el éxito, pues puede estimular tu crecimiento y acercarte a tus metas o bien, detenerte. Tal como Henry Ford dijo: “Hay quien cree que puede y quien cree que no puede. Ambos están en lo correcto”.

TalentSmart puso a prueba la inteligencia emocional de más de un millón de personas, y encontró que 90 por ciento de las que tenían mejor desempeño poseían una inteligencia emocional (IE) alta. Estas personas exitosas y emocionalmente inteligentes poseen una habilidad importante: la de reconocer y controlar los pensamientos negativos para evitar que los detengan de alcanzar su máximo potencial.

En promedio, las personas exitosas ganan 28 mil dólares anuales más que las personas con menor IE. Además, obtienen aumentos con mayor frecuencia y reciben calificaciones más altas en las evaluaciones de desempeño. La relación entre la inteligencia emocional y las ganancias es tan directa que, por cada punto de IE, se incrementa el sueldo anual en 1,300 dólares.

Cuando se trata del diálogo interno, hemos descubierto seis creencias comunes (y sumamente tóxicas) que impiden que las personas alcancen su potencial máximo. Sé consciente de tus pensamientos para evitar caer en ellas y poner en riesgo tu profesión:

“Perfección es igual a éxito”

Por naturaleza, los seres humanos somos falibles. Si la perfección es tu objetivo tendrás una sensación persistente de fracaso, y pasarás parte de tu tiempo lamentándote de lo que no has podido lograr en lugar de disfrutar lo que sí has podido obtener.

“Mi destino está predeterminado”

Muchas personas sucumben a la idea irracional de que están destinadas a tener éxito o fracasar. No te equivoques: tu destino está en tus propias manos, y culpar de tus tropiezos o éxitos  a algo que está fuera de tu control no es más que una excusa para evadir tu responsabilidad. Algunas veces la vida pondrá frente a ti jugadas difíciles, y otras veces te facilitará las cosas. Tu actitud frente a esto determinará en última instancia tu éxito o fracaso.

Yo “siempre” o “nunca” hago eso

No hay nada en la vida que siempre o nunca hagas. Podrás hacer algo con frecuencia o no hacerlo lo suficiente, pero enmarcar tu comportamiento en términos de “siempre” o “nunca” es una forma de autocompasión. Te hace creer que no tienes control sobre ti mismo y que eso nunca cambiará.

“Tengo éxito cuando otros aprueban lo que hago”

Independientemente de lo que la gente piense de ti, una cosa es cierta: nunca eres tan bueno o malo como la gente dice. Es imposible no reaccionar a lo que los demás piensen de ti, pero puedes tomar las opiniones de las personas con un grano de sal. Así, sin importar lo que la gente crea, tu autoestima provendrá de tu interior.

Mi pasado rige mi futuro

Los fracasos frecuentes pueden erosionar tu confianza y dificultar la creencia de que tendrás mejores resultados en el futuro. La mayoría de las veces, estos tropiezos resultan de tomar riesgos y tratar de obtener algo que no es fácil. Sólo recuerda que el éxito depende de tu habilidad de levantarte de las caídas. Cualquier cosa que valga la pena alcanzar requerirá que tomes riesgos; no permitas que tus fracasos te impidan creer en tu habilidad de tener éxito.

Mis emociones = realidad

Si has leído sobre inteligencia emocional, entonces sabes lo importante que es tener una mirada objetiva sobre tus sentimientos y separarlos de la ficción. De no ser así, tus emociones seguirán desvirtuando tu visión de la realidad, volviéndote vulnerable a los discursos negativos que pueden impedirte alcanzar tu potencial máximo.

Tu competencia, tu mejor maestro

El conocimiento tus competidores y que están haciendo en el campo de batalla, te hará un vendedor más completo. En muchas ocasiones subestimamos a la competencia, dando como resultado pérdidas de mercado, pedidos o clientes.

¿Cómo podemos aprender de ella? Y en su caso, ¿cómo neutralizarla?

Dependiendo del mercado siempre habrá uno o mil competidores. Es aquí donde algunas de las técnicas de “El arte de la guerra” de Sun Tzu, pueden ser aprovechadas.

Los trece capítulos de este libro pueden ayudar a un vendedor a tomar mercado y saberse mover en el campo de batalla. No explicaremos cada uno de éstos, pero sí veremos cómo la siguiente frase puede ser aplicada al conocimiento de nuestra competencia.

El enfrentamiento frontal no siempre es la mejor estrategia que podemos utilizar. No es que esté mal, algunos mercadólogos la utilizan y en ocasiones, dependiendo el mercado y el producto, está permitido. Se puede someter al enemigo sin darle batalla. ¿Cómo? La respuesta en muy sencilla: conoce bien el producto de tu competencia y compáralo con el tuyo y explícale las diferencias.

Convence al cliente no sólo hablando de tu producto. Incluye soluciones a problemas que él pudo haberte comentado. Escúchalo. Muchas veces en su conversación puedes detectar posibles “puntos de dolor” y si tu producto o servicio lo puede solventar, no habrá competidor que te mueva de ahí.

El que llega primero al campo de batalla espera la llegada del enemigo fresco para combatir, mientras que el que llega tarde tiende a apresurarse y arribar exhausto al combate.

Recordemos que los clientes son complejos y por esta razón tienes que tocar todas las bases con ellos recordando que cada uno tiene una función específica en su organización y cierto nivel de autorizaciones.

Así que si especificas la solución y obtienes la aprobación de cada uno de ellos, podríamos decir que tienes 80% del pedido en tu bolsa.

En ventas por catálogo como lo es entre conocidos, esto no cambia. Debes identificar a cada influencia de compra, su capacidad de pago etc. Todo esto es parte del ciclo de ventas. Vender es una arte y una profesión muy completa en la cual todas tus habilidades se ponen a prueba.

Otro libro que no debes dejar de leer es “Swim with the Sharks Without Being Eaten Alive” de Harvey B. Mackay. En él se encontraras las habilidades para vender, negociar y conocer más a la competencia. Empieza por conocer el producto líder que compita uno a uno con el tuyo, e identifica tres o cuatro características principales que te hagan diferente. Los mercadólogos norteamericanos le llaman los wow de tu producto o servicio. Si no los tienes, ¡créalos! Esto puede ser a través de tu servicio, tu experiencia o relaciones personales.

Publicación Original en: Entrepreneur. 

El tiempo: tu recurso más importante

Si todo mundo tenemos las mismas 24 horas y los mismos siete días a la semana, entonces, ¿por qué pareciera que a algunos les dan todos aquellos minutos que otros desperdiciamos en el día?

Mucho se habla acerca de los recursos financieros a la hora de emprender. Y aunque evidentemente son importantes –ya que nadie emprende por simple hobby–, se olvidan del único recurso no renovable que tenemos las personas y las empresas: el tiempo.

Si hubiera una fórmula del éxito, estoy segura que por lo menos contendría en ella tres elementos básicos: paciencia, perseverancia ydisciplina. Siendo esta última la que tendría relación más cercana con el factor tiempo.

Tener una rutina diaria que no solo identifique los tiempos de cada actividad sino que nos ayude a planear efectivamente. El cuadrante de importancia vs. urgencia es uno de los métodos más eficaces para lograr la mejora de nuestra programación de actividades.

Cambiar la organización de nuestras actividades requiere de formarse un nuevo hábito y para ello, además de práctica, se requiere de un método. Uno de los que recomiendo es el siguiente:

1. Usa 15 minutos para planear tu día al inicio del mismo o un día previo a este.

2. No te fíes de tu memoria. Realiza una lista de actividades y prográmalas en una agenda o planeador.

3. Fija hora y tiempo para cada labor. De esta manera podrás ir logrando los objetivos del día y sabrás a qué dar seguimiento y con qué prioridad.

4. Identifica 20% de actividades realmente importantes. El resto puede esperar, pero no más de dos días.

5. Empieza por las cosas difíciles. Éstas necesitan de mayor concentración, realízalas temprano con la cabeza fresca.

6. Elimina distracciones. Si estás en redes sociales, hablando por teléfono, etc., no lograrás tu objetivo del día. Es mejor programar unos minutos de distracción para esas actividades.

7. Toma nota de los acuerdos resultantes del seguimiento o tareas pendientes para siguientes días.

8. Evita conversaciones innecesarias, tanto por teléfono como por medios digitales. Dedica tiempo de calidad para trabajo y vida personal.

9. Di no a los maratones de reuniones que no te estén llevando a nada.

10. No te dejes presionar. Sin importar qué diga tu jefe, equipo o quien sea, la calma es lo único que no puedes perder.

11. Cumple con un horario. No le permitas al trabajo invadir tu vida personal y viceversa. Llega a tiempo y sal a tiempo.

Trata de llevar esto a cabo y te aseguro que te sorprenderás de lo productivo que puedes llegar a ser. Tiempo para ti, para el trabajo, para la familia y amigos. Tiempo para todo hay, adminístralo.

Entrada original en: Entrepreneur/Por: Ana Karla Covarrubias

El trabajo en el futuro

La forma de trabajar y de entender el trabajo evoluciona influida, entre otros factores como la globalización, los cambios económicos y sociales y la progresiva incorporación de las nuevas tecnologías. Una evolución que ofrece muchas ventajas y también nuevos y grandes retos para las marcas, que deben responder a sus consumidores cada vez con mayor rapidez y asertividad.

Para lograrlo, las empresas y marcas deben contar con un equipo de trabajo multidisciplinario, comprometido y cohesionado, pero además los empleados actuales y sus supervisores, deben estar conscientes de estos nuevos retos que enfrenta la organización como un todo y que precisamente tendrán incidencia en el desempeño de todos y especialmente entre quienes tengan mayor contacto con el ámbito digital.

Según The Valley Digital Business School, las diez tendencias que marcarán el futuro a nivel laboral en empresas, marcas y organizaciones son:

Big Data, Internet of Things, robótica, dispositivos móviles, etc.: Estas nuevas tendencias tendrán, sin duda, un impacto muy alto en el empleo del futuro. No sólo por la necesidad de contar con expertos que gestionen, controlen y actualicen todo aquello que tenga que ver con las mismas, sino también porque los procesos de trabajo también se verán afectados por conceptos como la movilidad y el trabajo en equipo.
Los Millennials, futuro del mercado laboral: Se trata de perfiles altamente preparados, versados en tecnología, que cuentan con una mentalidad disruptiva frente al modelo tradicional y que, según las predicciones, supondrán el 75% de la población activa en 2025. Buscan participar en la toma de decisiones, exigen transparencia en la gestión empresarial, no son partidarios de las jerarquías y creen en un sistema basado en la conciliación y la búsqueda de la felicidad. En definitiva, una generación que primará un entorno laboral donde se “desee” trabajar, no donde se “necesite” trabajar.
Productividad como mayor indicador de eficiencia:Menor sentimiento de control y mayor rendimiento son las principales razones que están llevando a las empresas a medir la eficiencia de sus empleados en términos de productividad y no en las horas que pasan en el lugar de trabajo. Esto permitirá una mejor gestión del tiempo, una mayor efectividad y un aumento de motivación de los trabajadores.
Gestión del talento:La competencia por el talento se está convirtiendo en una de las principales prioridades de las empresas. Muchas organizaciones están perdiendo a sus empleados más talentosos a manos de sus competidores, por lo que retener a este tipo de perfiles ayudando a que desarrollen su potencial, premiando su esfuerzo y contribución a la empresa o mediante la formación in company será clave.
Aumento de la movilidad:Con internet, cada vez será más habitual trabajar en otros lugares a parte de en la oficina. La movilidad empresarial otorga a los empleados la posibilidad de acceder a toda la información laboral, así como al escritorio corporativo, sin ningún riesgo y desde cualquier parte del mundo gracias a la proliferación de los dispositivos móviles. ¿Sus beneficios? Favorece la implicación de los empleados, mejora la conciliación, potencia la concentración y la creatividad y optimiza la gestión del tiempo.
Trabajo en equipo:Este dinamismo laboral provocará un cambio de tendencia del individualismo al trabajo en grupo. Una nueva forma de organizar las tareas en la que si todos trabajamos juntos compartiendo las mismas metas de la organización, los resultados serán mucho más satisfactorios. Facilita la creación de un clima de confianza, ayuda a compartir conocimientos, motiva y promueve la convivencia.
Mayor flexibilidad en el mercado de trabajo:Cambiar de funciones, trabajos y lugar de residencia será lo habitual. El empleo para toda la vida en una misma empresa morirá y será más habitual trabajar para varios empleadores y a través de redes de colaboración profesional. Predominará la flexibilidad porque la realidad y la vida en su totalidad serán cada vez más flexibles.
Auge del coworking y las oficinas virtuales: Se trata de una modalidad laboral que permite que varios profesionales independientes (autónomos, emprendedores, empresarios…) de diferentes sectores compartan un mismo espacio de trabajo, físico y virtual, ahorren costes de mantenimiento (luz, alquiler, internet…) y disfruten de un ecosistema de colaboración. La oficinas virtuales ofrecen la flexibilidad de trabajar desde cualquier sitio y estar disponible en cualquier momento, además de contar con un domicilio comercial y atención efectiva a los clientes. Supone un aumento de la flexibilización laboral y ayuda a fomentar la productividad y creatividad.
La mujer como nueva fuerza laboral:Las mujeres irán adquiriendo cada vez más puestos de poder, lo que llevará a que descienda la brecha entre géneros en cuanto a funciones de responsabilidad y salarios.
Preocupación por la salud y bienestar de los empleados:Las compañías han comenzado a tomar conciencia de la importancia de cuidar a su plantilla, para lo que es importante tener en cuenta su salud física y mental. Por ello, están comenzando a incluir entre sus políticas y beneficios ciertos servicios relacionados con la nutrición, la prevención del estrés y la gestión del estado anímico, los buenos hábitos en el día a día y la actividad física.

 

Nota publicada en: www.merca20.com

Las mujeres más ricas del mundo de la tecnología

Sólo cinco de los 100 multimillonarios en la lista de Forbes 2016 de los más ricos de la tecnología en el mundo son mujeres. Cuatro son emprendedoras que reinaron en industrias como las apuestas en línea, el software de salud y la fabricación de pantallas para smartphones. Una de ellas es la ejecutiva de tecnología más rica del mundo. Dos de ellas son estadounidenses, dos más viven en Hong Kong y una más proviene de Reino Unido.

En conjunto, el grupo tiene un patrimonio estimado de 18,100 millones de dólares (mdd). Su fortuna promedio es de 3,600 mdd, muy por debajo del promedio de 8,900 millones de la lista en general.

La mujer más rica vive en Hong Kong y se llama Zhou Qunfei, tiene una fortuna estimada de 6,400 mdd. Ella es dueña de la mayoría de las acciones de Lens Technology, uno de los mayores fabricantes de pantallas para teléfonos móviles y tabletas en el mundo. Nacida en una comunidad rural pobre en la China continental, trabajaba como obrera en una fábrica de vidrio antes de empezar su propio negocio. Lens Technology se hizo pública en marzo de 2015.

La siguiente es Denise Coates, fundadora de la empresa de apuestas en línea Bet365, con una fortuna estimada de 3,800 mdd. El patrimonio neto de la empresaria británica creció en 900 mdd durante el año pasado, cuando las ganancias de la empresa privada se dispararon. Ella es propietaria de alrededor de la mitad de la compañía, una de las más grandes en el espacio de las apuestas en línea, y es coCEO junto con su hermano, John, que también es un multimillonario.

Lam Wai Ying es una recién llegada a las filas de los más ricos en el mundo tecnológico de este año con una fortuna estimada en 3,000 mdd. Al igual que Zhou, reside en Hong Kong y su fortuna proviene de la venta de pantallas táctiles para teléfonos inteligentes, en su caso, a Apple. Ella es presidenta y dueña del 49% de Biel cristal Manufactory, que emplea a 100,000 personas en China continental. Su marido, Yeung Kin-man, CEO y propiertario del resto de las acciones.

A los 73 años, Judy Faulkner sirve como CEO de Epic Systems, la compañía de software de registros de salud que fundó en 1979. La firma almacena la información médica de más de la mitad de la población de Estados Unidos y reportó ingresos de 2,000 mdd en 2015. La participación e Faulkner en la empresa es de un tercio, aproximadamente. Faulkner tiene un patrimonio neto de unos 2,700 mdd.

Meg Whitman es la única en el grupo que hizo su fortuna dirigiendo con éxito empresas de tecnología en vez de crear una. Después de su paso por Hasbro y Walt Disney, dirigió eBay durante una década, aumentando los ingresos del sitio de subastas en línea de 5.7 mdd en 1997 a 8,000 millones en 2008, año que abandonó la compañía. Whitman asumió como CEO de Hewlett-Packard en septiembre de 2011 y ahora dirige Hewlett Packard Enterprise, la división de servidores y software que resultó de la escisión de HP en noviembre de 2015.

Tres mujeres que el año pasado clasificaron entre los multimillonarios de la tecnología más ricos del mundo están ausentes en la de este como resultado de un cambio en los criterios para hacer la lista. A partir de este año, Forbes excluye las fortunas heredadas. Laurene Powell Jobs, que heredó participaciones en Apple y Disney de su difunto esposo, Steve Jobs; Dagmar Dolby, que tomó el control de las acciones de Dolby Laboratories tras la muerte de su marido, Ray Dolby; y la heredera suiza Eva Marie Bucher Haefner, que heredó una participación en el proveedor de software Computer Associates, ya son incluidas.

Las fortunas ligadas a acciones públicas se basan en los precios de las acciones al cierre de la sesión del 5 de agosto de 2016.

Éstas son las 5 mujeres más ricas del mundo tecnológico en 2016:

Zhou Qunfei
Fortuna: 6,400 mdd
Fuente: Pantallas para smartphones

Denise Coates
Fortuna: 3,800 mdd
Fuente: Apuestas en línea

Lam Wai Ying
Fortuna: 3,000 mdd
Fuente: Pantallas para smartphones

Judy Faulkner
Fortuna: 2,700 mdd
Fuente: health IT

Meg Whitman
Fortuna: 2,200 mdd
Fuente: eBay + HP

 

Publicación original en: FORBES.

Poderes notariales, cómo manejarlos dentro de tu empresa

Los poderes notariales tienen gran utilidad en la vida de una empresa –sin importar si es grande, mediana o pequeña– pues nos permiten realizar actos en lugares a los que no podemos ir físicamente, en días u horarios en los que no estamos disponibles; encargar a nuestros litigantes la defensa de nuestra persona e intereses; encargar a otra persona la realización de trámites para los que uno no está capacitado o le resulta engorroso, entre otros.

Pero ¿qué son los poderes? Empecemos por definir el término para entenderlo bien: un poder es un acto jurídico unilateral por medio del cual el poderdante autoriza al apoderado a que realice actos que surtan efectos en su esfera jurídica.

En pocas palabras, que el apoderado puede acudir en lugar del poderdante para realizar actos jurídicos específicos o generales.

Sin embargo, el hecho de otorgar un poder puede ser un acto riesgoso, si se hace a la ligera, si no se toman las precauciones apropiadas o si el apoderado resulta no ser de buena fe.

 

El Colegio Nacional del Notariado Mexicano te brinda algunas precauciones que hay que tomar en el uso de los poderes notariales:

1. Evitar los poderes para actos de dominio sin límite. En este caso el riesgo es alto, aun con gente de confianza, pues no se sabe lo que puedan cambiar las circunstancias de la persona. Lo más recomendable es limitarlos en la vigencia o en la materia.

2. Evitar los poderes irrevocables. Éstos se han mal empleado para evitar la escrituración de un inmueble. Esto es, entre otras cosas, un fraude fiscal. Además tiene el inconveniente de que el poder se extingue con la muerte o la interdicción (situación jurídica de una persona que está total o parcialmente privada del goce o del ejercicio de sus derechos en virtud de la ley o de una decisión judicial) del poderdante o del apoderado.

3. Tener cuidado de notificar la revocación de los poderes. Cuando ya no quiere que el apoderado siga actuando en ejercicio del poder, es necesario revocarlo con la misma formalidad con la que se otorgó.

Si fue notarial, el notario que revoca enviará un escrito al notario ante quien se otorgó el poder para que tome nota en su protocolo. No obstante ello, la legislación civil obliga, en la mayor parte de la República, a notificar la revocación, pues de lo contrario lo actos que el antiguo apoderado realice con un tercero de buena fe (que ignora la revocación) surten plenos efectos.

4. Rendir cuentas. No hay que olvidar que una vez que termina el poder hay obligación de rendir cuentas.

5. Inscribirlos. Cuando los poderes los otorgan personas morales, algunos deben inscribirse en el Registro Público de Comercio (para títulos y operaciones de crédito, los demás son opcionales); en este caso hay que inscribir también la revocación, si es que sucede.

6. Llevar un registro. En el caso de las personas morales, es conveniente llevar un registro de los poderes que se han otorgado, así como su vigencia y revocación. Esto porque con el tiempo es común que se pierda el control y existe riesgo de que, por ejemplo, un ex empleado haga mal uso de algún poder.

El tema sin duda es amplísimo y da para escribir mucho más, para conocer más del asunto o recibir asesoría sobre casos específicos te sugerimos acudir con tu notario de confianza.

 

Información de : Entrepreneur

 

0
Connecting
Please wait...
Envía un mensaje

¡Lo sentimos! Ahora no estamos. Déjanos un mensaje y te responderemos tan pronto sea posible.

Nombre
* Email
* Cuéntanos qué necesitas
Conversa ahora

¿Tienes alguna duda? ¡Te respondemos ahora mismo!

Nombre
* Correo
* Cuéntanos lo que necesitas
¡Estamos en línea!
Feedback

Help us help you better! Feel free to leave us any additional feedback.

How do you rate our support?